en English

How Parents & Nannies Can Cultivate a Growth Mindset at Home

Ver la versión en español a continuación

Children come into the world with fresh perspectives, unique ideas, and one-of-a-kind personalities. They are also very impressionable and require a lot of guidance along the way. So as adults, remember that we have the opportunity to give children the tools they need to grow up into healthy, well-functioning adults. Part of the way we can do that is by instilling a growth mindset at home, beginning at a young age.

In short, a growth mindset is simply believing that your intelligence, talents, and abilities can be developed. In other words, you’re not just born with a brain that is meant to stay as-is! People that go through life with a growth mindset are more apt to seek opportunities to grow and learn new skills. Here are some tips on how to cultivate that. 

Tip #1: Be aware of the language you use.
Whether you’re a nanny or parent, it’s important to keep in mind that how you talk to your children becomes their inner voice as they grow up and become adults. Be intentional about praising your child, but do it in a way that doesn’t send a message that their inherent talent or skills are the only thing that leads them to a successful outcome. For example, if the child does well on a school assignment, instead of telling them ‘you’re so smart’, tell them, ‘I can see you worked hard on that project!’   

Tip #2: Use mistakes as a learning opportunity.
Nobody is perfect. Making mistakes is part of growing up and maturing. So, be candid and share with your children about the mistakes that you’ve made in your own life. Talk to them about them in a positive way, explaining what you learned through the struggle or experience. This is a very positive thing for your child to see, because it shows them that making mistakes is a natural part of life and the learning process. It also gives you the chance to talk about how you can’t be perfect with everything – especially when you take risks and try to do something out of your comfort zone.

Tip #3: Explain the brain.
Our brains are not fixed at birth. That means, they can grow and learn things – even when we are old! Talk to your kids about their brain and how it’s like a muscle that needs to be exercised through learning and growing. Show them that perseverance and hard work are the keys to improving their skills and succeeding in life. 

By modeling what it means to live with a growth mindset, parents and nannies can do their part in launching creative, hard-working individuals into the world to do amazing, life-changing things.      


28 de Abril de 2021

Cómo los padres y las niñeras pueden cultivar una mentalidad de crecimiento en casa

Etiquetas: Crecimiento, mentalidad, recursos para niñeras

Los niños vienen al mundo con perspectivas frescas, ideas únicas y personalidades únicas. También son muy impresionables y necesitan mucha orientación en el camino. Así que, como adultos, recordemos que tenemos la oportunidad de dar a los niños las herramientas que necesitan para convertirse en adultos sanos y funcionales. Parte de la manera en que podemos hacerlo es inculcando una mentalidad de crecimiento en casa, empezando a una edad temprana.

En resumen, una mentalidad de crecimiento es simplemente creer que tu inteligencia, tus talentos y tus habilidades pueden desarrollarse. En otras palabras, ¡no se nace con un cerebro que está destinado a quedarse como está! Las personas que van por la vida con una mentalidad de crecimiento son más propensas a buscar oportunidades para crecer y aprender nuevas habilidades. Aquí tienes algunos consejos para cultivarla. 

Consejo nº 1: Sé consciente del lenguaje que utilizas.

Tanto si eres niñera como si eres padre, es importante tener en cuenta que la forma en que hablas con tus hijos se convierte en su voz interior cuando crecen y se convierten en adultos. Sé intencionado a la hora de elogiar a tu hijo, pero hazlo de una manera que no envíe el mensaje de que su talento o habilidades inherentes son lo único que les lleva a tener éxito. Por ejemplo, si el niño hace un buen trabajo en la escuela, en lugar de decirle “eres muy inteligente”, dígale “veo que te has esforzado en ese proyecto”.   

Consejo nº 2: Utilice los errores como una oportunidad de aprendizaje.

Nadie es perfecto. Cometer errores forma parte del crecimiento y la maduración. Así que sea sincero y comparta con sus hijos los errores que ha cometido en su propia vida. Háblales de ellos de forma positiva, explicándoles lo que has aprendido a través de la lucha o la experiencia. Esto es algo muy positivo para tus hijos, porque les muestra que cometer errores es una parte natural de la vida y del proceso de aprendizaje. También le da la oportunidad de hablar de que no se puede ser perfecto en todo, sobre todo cuando uno se arriesga y trata de hacer algo fuera de su zona de confort.

Consejo nº 3: Explica el cerebro.

Nuestros cerebros no son fijos al nacer. Eso significa que pueden crecer y aprender cosas, ¡incluso cuando somos mayores! Habla con tus hijos sobre su cerebro y sobre cómo es un músculo que debe ejercitarse mediante el aprendizaje y el crecimiento. Enséñales que la perseverancia y el trabajo duro son las claves para mejorar sus habilidades y tener éxito en la vida. 

Al modelar lo que significa vivir con una mentalidad de crecimiento, los padres y las niñeras pueden hacer su parte en el lanzamiento de individuos creativos y trabajadores al mundo para hacer cosas increíbles que cambian la vida.      

 

Share This:

Related: